450 millones en oficinas cambian de manos en Barcelona

Durante el primer trimestre de 2017 las transacciones en el mercado español de oficinas sumaron casi 900 millones de euros, más del doble que en el mismo periodo de 2016, y Barcelona superó a Madrid por primera vez, con un diferencial de 50 millones –450 frente a 400 millones de euros-, según datos de la consultora inmobiliaria Savills.  

Dos operaciones de más de cien millones de euros han impulsado la compra-venta de oficinas durante el primer trimestre en Barcelona, que representa ya el 30% de la cifra registrada en el conjunto de 2016. La primera se realizó en enero cuando Merlin Properties anunció la compra de la Torre Agbar por 142 millones. La segunda fue la venta del denominado portfolio Boston, compuesto por 14 edificios de oficinas del BBVA (ocho de ellas en Barcelona), adquiridas por Oaktree y Freo. 

Una de las operaciones más voluminosas realizadas en Barcelona en los últimos años ha sido la de Torre Glòries (Agbar), sólo precedida por los 145 millones que Deka desembolsó en 2010 por la antigua sede de Caja Madrid en la Diagonal. 

El que 20 de los 35 activos inmobiliarios destinados a oficinas que han cambiado de propietario se concentren en Barcelona ha elevado su participación sobre el total nacional al 52% en el primer trimestre, lo que le permite superar a Madrid por primera vez en la serie histórica. El volumen de inversión en oficinas en Barcelona se acerca a los 450 millones de euros, frente a los 40 millones en el mismo periodo de 2016.