Bares y restaurantes un sector en ebullición en Barcelona

En los últimos cinco años en Barcelona se ha realizado 7.809 traspasos y 1.370 nuevas aperturas de bares y restaurantes. El 25 % de traspasos y un 33 % de nuevas aperturas se han concentrado en el Eixample.

Esta importante actividad en el sector gastronómico  se dispara en los tres distritos con más peso turístico que aglutinan más del 60 % de las novedades y la mitad de los traspasos: el Eixample (con 1.900 traspasos desde el 2012 hasta el primer trimestre de este año, y 446 nuevas aperturas), Ciutat Vella (845 y 170) y Sant Martí (1.138 y 182).

Detrás de este frenético movimiento, suele haber emprededores con poca experiencia o que han capitalizado el paro para abrir un pequeño negocio y empresarios que ya tienen otros locales y una estructura y experiencia consolidada.

El ayuntamiento de Barcelona solo registra las altas de nueva actividad y los traspasos de licencia, no las bajas. Por ello, pocos cierres se traducen en cambios de negocio debido a la infraestructura que ya ofrece un local con licencia previa y el hecho de que varios distritos tienen planes de usos que pueden limitar los nuevos permisos en zonas saturadas.

De media, cada distrito registra anualmente entre un 12 % y un 19 % de traspasos sobre su totalidad de negocios. Sin embargo, en Ciutat Vella esta cifra es mucho menor debido a que las licencias son muy caras. En Sants es más alta porque el reciente plan de usos de Poble Sec, que imposibilita crecer, ha disparado los traspasos. En el apartado de nueva actividad, esta suele representar un 2 % de media anual respecto a su oferta, aunque dicho porcentaje aumenta en el Eixample (el distrito más bares y restaurantes y mayor renovación) y desciende en Les Corts. 

En el Gòtic, el Born, la Barceloneta o puntos de la derecha del Eixample los precios por entrar en el sector de la gastronomía suelen ser astronómicos y quedan fuera del alcance de pequeños emprendedores. Por contra, las incorporaciones modestas buscan distritos alejados del centro, Les Corts, Gràcia y Horta-Guinardó son los que menos traspasos han realizado en los últimos años y los que menos nuevas aperturas han sumado han sido Gràcia, Horta-Guinardó y Nou Barris.