El turismo aporta 2.000 millones al comercio barcelonés

Un exhaustivo informe realizado por RBD Consulting Group encargado por la asociación comercial Barcelona Oberta concluye que el turismo aporta una facturación de 2.000 millones de euros anuales en el comercio de Barcelona, lo que equivale a un 18% de sus ventas. 

Según el informe, el gasto de los turistas en Barcelona genera 26.000 puestos de trabajo directos en el comercio, el equivalente al 29% de la ocupación del sector en la capital catalana. Los más de 33 millones de turistas visitan Barcelona cada año, incluyendo los que pernoctan y los que sólo pasan el día, generan un gasto conjunto de 4.600 millones en comercio y restauración, si a ello se suman los gastos de alojamiento y otros, la cifra asciende a los 9.700 millones.  

Según el informe de impacto socioeconómico presentado por Barcelona Oberta, el 19% de los negocios del centro de Barcelona tendrían que cerrar si no fuera por las ventas a turistas. Esto supondría el cierre de unos 1.200 locales.  

Por zonas, paseo de Gràcia, Portal de l’Àngel, Portaferrissa y el Gòtic, los turistas representan más de la mitad de la facturación total, el 61% en concreto. En el Eixample desde plaza Espanya hasta la Sagrada Família, la facturación procedente de los turistas supone un 28%. Por contra, una extensión mucho más ámplia que engloba a Nou Barris, gran parte de Sants-Montjuïc, Horta-Guinardó y Sarrià-Sant Gervasi, la intensidad de compras turísticas es baja, representando menos del 5% del total. 

Gabriel Jené, presidente de Barcelona Oberta, defiende "la oportunidad" que representa el turismo de compras para la ciudad de Barcelona, no sólo para los comerciantes sino también para el desarrollo urbano y económico de "nuevas centralidades". En este sentido, el entorno de Glòries y el Poblenou, así como el tramo de la Diagonal remozado hace dos años y la zona de plaza Espanya, el Paral·lel y Creu Coberta destacan como opciones muy válidas para esas nuevas centralidades comerciales.